VIII Ruta de las Fortalezas 2017

Son ya varias las ediciones en las que hemos participado en esta carrera que sin poder calificarse como de montaña, tampoco es una carrera de asfalto, se mueve en un terreno de nadie, en el que aunque tiene bastantes kilómetros por carretera, lo cierto es que cada año va ganado terreno montañero y psicológicamente es muy llevadera, al pasar de la ciudad al monte, al tener paisajes urbanos de mar y de montaña, sus 53 km pasan rápidos.

 

Al estar en período de anidación de aves protegidas, esta edición ha perdido la temida subida al Roldán, que ha compensado la batería de Sierra Gorda y el nuevo trazado de ascenso a la Atalaya. En general por los tiempos empleados se puede decir que se ha endurecido y a mi personalmente me ha gustado el nuevo trazado.

 

pulsa para ampliar
pulsa para ampliar